Respuesta Católica a la película Ruega por Nosotros


Escrito por Ambrose Rucker, Christendom College

Traducido por Purificación Rodríguez Campaña

El pasado 8 de marzo, Sony anunció que su nueva película, Ruega por nosotros (The Unholy en inglés), se estrenaría el Viernes Santo[1]. Esta fecha fue elegida intencionadamente para que chocase con el carácter sagrado del fin de semana del Triduo Pascual. La propia página web de la película afirmaba: «En el fin de semana más sagrado del año llega The Unholy»[2]. El argumento, como sabemos por el tráiler y la sinopsis publicada, trata de una joven medio sorda que supuestamente recibe la visita de la Virgen María y tras ello es capaz de oír perfectamente y hacer los milagros que quiera. A raíz de ello, reúne un gran número de seguidores por todo el mundo y un periodista retirado decide hacer un reportaje sobre la chica para intentar retomar su carrera.

Sin embargo, cada vez se producen más sucesos terroríficos y el periodista comienza a preguntarse si los hechos y milagros son obra de la Virgen María o de un poder más oscuro. El tráiler muestra la típica película clásica de terror católico: monjas tenebrosas, sacerdotes corruptos e infieles, cruces en llamas y mucho más. Lo que más destaca es el tema de la representación de la Madre de Dios en diversas formas diabólicas con estatuas de la Virgen sangrando, imágenes sagradas de María corrompidas y en desintegración y el protagonismo central de un demonio en forma de Virgen María tenebrosa, en llamas y aterradora. En esta película aparecen los estereotipos anticatólicos más comunes y una peligrosa complacencia con el aumento de poder de Satanás y sus demonios. En este artículo me gustaría analizar los estereotipos católicos falsos que aparecen, así como las ideas peligrosas y blasfemas que se presentan, y exponer mi propuesta sobre cómo aconsejar de manera inteligente a un amigo que no vea esta película.

En primer lugar, parece que en Hollywood existe la idea de que la gran mayoría de los sacerdotes católicos son unos cobardes infieles y débiles que están dispuestos a abandonar su fe de un momento a otro y a romperse en pedazos a la primera señal del demonio. En el tráiler de esta película vemos a un sacerdote que cae inmediatamente bajo el maleficio de la chica, da por hecho que fue visitada por la Virgen María y se niega a cambiar de opinión hasta que se encuentra cara a cara con el propio demonio. Esta imagen común de los sacerdotes es una gran exageración y en casi todos los casos se ha demostrado que es falsa. Mientras que esos pocos hombres indignos que reniegan de su fe públicamente generan un gran escándalo en torno a la Iglesia y dan mala fama al catolicismo reciben toda la atención de los medios de comunicación, la inmensa mayoría de los sacerdotes son buenos y fieles católicos que dan gloria a Dios cada día y guían a su rebaño con su Gracia. La imagen del sacerdote católico como infiel, abusador o cobarde no es nada nuevo en las películas de terror; el hecho de que se siga utilizando y se crea abiertamente forma parte de los planes anticatólicos de Hollywood. En una estadística del informe John Jay que aborda los escándalos de abusos sexuales en la Iglesia, vemos que, a pesar de toda la atención mediática, solo el 4% de todos los clérigos de Estados Unidos fueron acusados por abuso sexual entre 1950 y 2010[3]. Si bien es cierto que todavía es un número demasiado elevado, está muy lejos de representar el panorama exagerado que presenta Hollywood: si te encuentras con un sacerdote, lo más seguro es que tenga algún problema. Los sacerdotes no son sino hombres y como tales son imperfectos. Todavía hay algunos que no deberían haber superado la rigurosa prueba del seminario, pero eso no significa que puedas descartar a todos los sacerdotes que conozcas y considerarlos infieles, abusadores o las dos cosas a la vez.

El segundo estereotipo es el de la parroquia católica de un pueblo pequeño que es supersticiosa, está llena de fieles poco convencidos y es fácilmente tomada por un demonio. Vemos que esto ocurre al pie de la letra en el tráiler de la película. No sé por qué, pero Hollywood parece pensar que las parroquias católicas rurales no viven más que a la espera de ser tomadas por los demonios. La imagen de una iglesia endemoniada con el sagrario en llamas, pentáculos en las paredes y estatuas de la Sagrada Familia deformadas y retorcidas parece ser bastante común si se trata de una iglesia católica rural. Permítanme aclarar algo: los demonios saben más sobre Cristo, la resurrección y la Iglesia de lo que nosotros jamás sabremos. Por su pecado se han alejado de Dios en todos los sentidos, y por ello toda la creación les resulta dolorosa, ya que todo fue creado por el Dios al que traicionaron. Pero por la pasión y la muerte de Jesucristo el poder de Satanás y de los demonios ha sido destruido para siempre. Las puertas del infierno fueron derribadas gracias a la resurrección de Jesús y ningún demonio podría enfrentarse a Él.

Además, en los exorcismos comprobamos que la Eucaristía es un elemento clave en la expulsión del demonio de un cuerpo. Por lo tanto, creer que cualquier demonio podría tomar el control de una iglesia, un edificio que está consagrado a Dios con la Santa Eucaristía en el sagrario y que en cada misa se convierte en una representación del cielo, es una auténtica tontería. Simplemente por encontrarse allí la Eucaristía ningún demonio podría soportar estar dentro de una iglesia: la sola presencia de Jesús les resulta tan repulsiva que se asemeja al propio dolor físico. Que un demonio se apoderase de una iglesia supondría más problemas que beneficios para él, ya que la iglesia tendría que ser reducida hasta convertirse prácticamente en un edificio normal para que este pudiese entrar en ella.

Por otro lado, esta película plantea a la vez un estereotipo muy común y una idea muy peligrosa cuando se refiere a la Virgen María. Es muy evidente que la película recurre a la idea de que los católicos adoran a María. Esta es una creencia que muchas sectas cristianas, otras religiones y el mundo secular comparten sobre los católicos. Ahora podría entrar en detalles dando todas las razones por las que no adoramos a María, pero me limitaré a simplificarlo. Cuando la Iglesia nos enseña a rezar a la Virgen María y santos como San Luis de Monfort dicen frases como «debemos entregarnos por entero (cuerpo, alma, bienes exteriores y bienes interiores espirituales) a Nuestra Señora», no estamos poniendo a María al mismo nivel que Dios ni nos estamos dirigiendo solamente a ella en nuestra oración.

El sentido de todo ello es pedir la intercesión de María en nuestro favor ante su Hijo Jesús; como dice aquella frase: «a Jesús por María». No solo estamos rezando a María. En cierto sentido, rezamos con María a Dios y le pedimos ayuda en nuestras peticiones a Dios. Con sus palabras en la cruz al apóstol san Juan, Jesús nos regaló a su madre María como madre de la humanidad, y como tal la tenemos en muy alta estima, ya que no solo dio a luz a nuestro Señor y Salvador, sino que es nuestra madre en todos los sentidos de la palabra y a lo largo de la historia ha sido habitual en todas las civilizaciones que se honre y alabe a la propia madre. En el tráiler observamos a la chica convenciendo a sus seguidores de que «crean y adoren a María» y se ve a mucha gente en todo el mundo obedeciendo y postrándose ante estatuas de la Virgen María. Tal y como yo lo veo, se intenta mostrar que para los católicos es algo natural adorar a María y por eso la gente se deja llevar por la predicación de la chica con tanta facilidad.

Esta es una idea muy equivocada y sumamente peligrosa porque el estereotipo de que los católicos adoran a María es ya muy fuerte hoy en día y muchos católicos poco convencidos que he conocido personalmente han señalado esta aparente adoración a María como su razón para abandonar la Iglesia. Es un plan de los creadores de la película para llamar la atención y al mismo tiempo atraer a las sectas cristianas que creen que los católicos adoran a María, además de intentar debilitar la fe de los católicos menos convencidos que puedan ver la película. Por último, al hacer que este demonio tenga la forma de María, la película no hace más que alimentar el estereotipo ya existente y, por lo tanto, no nos ofrece nada nuevo ni emocionante; es simplemente otra película de terror anticatólica que se aprovecha de todas las creencias falsas y extendidas sobre la Fe.

En mi opinión, ningún católico firme en su fe irá a ver esta película, pero sus amigos cristianos y católicos poco convencidos sí podrían hacerlo y por eso voy a ofrecerles algunas ideas para tratar de explicarles esas falacias teológicas y disuadirlos de ver la película. En primer lugar, la película pretende hacer ver que esta supuesta aparición mariana es capaz de conseguir un seguimiento tan multitudinario en tan poco tiempo. Cuéntele a su amigo que ha habido muchas apariciones falsas en el pasado y que la Iglesia tiene criterios muy precisos para juzgar si una aparición es real o no. Es imposible que una aparición pueda ganar tantos adeptos antes de que el obispo local o el Vaticano intercedan y la declaren falsa y bajo influencia demoníaca. En segundo lugar, el argumento contrario a María está muy presente y tendrá que abordarlo. Todo lo que he mencionado anteriormente al hablar de María es un buen punto de partida, pero si desea pero si desea entablar una conversación más profunda, investigue sobre los Padres de la Iglesia, especialmente sobre Agustín. Por último, indíquele a su amigo los estereotipos y tópicos obvios de la película. No se trata de una nueva película de terror, sino simplemente de una mezcla clásica de todos los chistes anticatólicos de Hollywood que hemos visto una y otra vez.

En general, no espero que sea una buena película, ni siquiera desde el punto de vista técnico. Con una puntuación de 33% en Rotten Tomatoes, 5/10 en IGN y un artículo de la página web film.avculb.com titulado «Holy Crap, The Unholy is a bore» («Santo cielo, Ruega por nosotros es un aburrimiento»), no me preocupa mucho que el impacto de la película se extienda demasiado en el tiempo. Sin embargo, las conversaciones que provocará durarán mucho más que el recuerdo de la película y como católicos debemos hacer lo que podamos para evangelizar y proteger nuestra fe y a la Virgen de mensajes tan falsos como los que nos presenta The Unholy.


[1] Joblo (2021). The Unholy: Sony sets new horror film for Easter weekend. https://www.joblo.com/movie-news/the-unholy-sony-horror-film-easter-weekend

[2] Sony Pictures (2021). The Unholy. https://www.sonypictures.com/movies/theunholy

[3] USCCB. (2019). The Causes and Context of Sexual Abuse of minors by Catholic Priests in the United States, 1950-2010.

I’m a junior computer science major at Franciscan University of Steubenville. I enjoy computer programming, spending time with friends, and being with Jesus in front of the Blessed Sacrament. I am very charismatic and long to see the Body of Christ united and the Kingdom of God alive, as all pour out their praises to the One who is their Love.

0 comments on “Respuesta Católica a la película Ruega por Nosotros

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s